Proceso de instalación de los rompemuelles de caucho para estacionamientos

por-que-instalar-rompemuelles-cerca-de-escuelas

Los estacionamientos necesitan garantizar el orden para que los accesos y salidas de los vehículos sean sencillas, ágiles y rápidas. Para lograrlo, los propietarios tienen muchas opciones: algunos optan por pintar indicaciones sobre las superficies, sin embargo, se trata de un método poco eficiente. Es recomendable instalar rompemuelles, debido a que está comprobada su efectividad, su uso conlleva muchas ventajas, por lo que se han convertido en un elemento primario en cualquier tipo de estacionamiento.

También son conocidos como topes o reductores de velocidad, y se fabrican con distintos materiales, como el concreto, plástico y caucho. El último es el más utilizado por las ventajas que ofrece en comparación con el resto de los materiales. Para su instalación, los expertos aplican métodos distintos, que varían según el tipo de superficie. Es una tarea que usualmente realizan los especialistas, sin embargo, vale la pena conocerla.

Los rompemuelles son la mejor solución para cualquier estacionamiento

Los reductores de velocidad de caucho destacan por su robustez, durabilidad y facilidad de transporte. También son conocidos por la facilidad de su instalación. Algunas personas piensan que es complicado el proceso, sin embargo, es sencillo y basta con una o dos personas para realizarlo, ya que son muy ligeras. La instalación también es muy barata, sin embargo, se requieren herramientas específicas y conocimientos sobre las superficies.

¿Cómo se instala un rompemuelle?

Comúnmente, el anclaje de los reductores de velocidad está incluido en la tarifa que ofrecen los proveedores. Esto se debe a los problemas que pueden acarrear los errores de instalación, por ejemplo, choques o daños en el producto. En el costo total también suele incluirse los elementos de fijación, aunque en algunos casos deben adquirirse por separado.

Ahora bien, la fijación de los topes varía según el terreno donde serán ubicados. Las variaciones se clasifican en dos tipos de superficies que son comunes en los estacionamientos y en el resto de las vialidades: concreto y asfalto. Ambos tienen buena capacidad de fijación y requieren elementos distintos.

Instalación sobre superficies de asfalto

Los rompemuelles se adaptan muy bien a estas superficies y cuentan con orificios diseñados para su fijación duradera en ellas. Los materiales que utilizan los expertos para instalarlos son:

  • Pequeño trineo y martillo de alta velocidad.
  • Clavos de acero.
  • Resina epóxica activada. No es un elemento indispensable, aunque se recomienda su aplicación.

Una vez asegurada la disponibilidad de esas herramientas, los expertos realizan los siguientes pasos:

  • Determinan la localización del reductor de velocidad.
  • Limpian la superficie para que no queden polvo ni partículas.
  • Usan un gis para marcar los lugares donde se realizarán los agujeros.
  • Taladran los agujeros con diámetros y profundidades distintas, según el diseño del rompemuelle.
  • Limpian los orificios para que no tengan residuos o polvo que interfieran con la colocación de los protectores.
  • Tras las perforaciones, colocan protectores de plástico para inmovilizar las unidades. Para este propósito, algunos usan un soplador portátil.
  • Coloca los pernos y las arandelas de acero en los agujeros y después ajusta cada elemento.

Instalación sobre superficies de concreto

Para este material, los elementos que utilizan los expertos son los siguientes:

  • Rotomartillo
  • Tornillos con rondana y taquete expansivo.

Se recomienda también la aplicación de resina epóxica activada para una mejor fijación. Usan todos esos elementos y siguen la misma serie de pasos que en el caso anterior, sin embargo, varía la colocación de los tornillos con rondana y taquete expansivo.

¿Por qué optar por los rompemuelles de caucho?

Los topes para estacionamiento se fabrican con materiales duraderos, por lo que pueden resistir incluso si el área de instalación está en exteriores. El diseño de los topes permite que se flexionen ligeramente para que mantengan una forma plana en cualquier superficie. Esto es sumamente importante, debido a que muchas áreas tienen grietas o son irregulares. Comúnmente, cada reductor de velocidad posee cuatro agujeros para montaje contra hundidos, además, los tornillos y clavos utilizados son de medidas precisas para que encajen con ellos.

Son fabricados con caucho virgen, caucho reciclado o una combinación de ambos. Los porcentajes de cada material varían según los fabricantes. El caucho destaca por su resistencia mecánica, impermeabilidad, resistencia a la radiación solar y a altos contenidos de sal, por lo que pueden durar muchos años en la intemperie, sin embargo, es importante que reciban mantenimiento regular.

Son reconocibles por sus rayas reflectantes, que se imprimen con materiales de alta calidad para resistir en cualquier época del año, además, mejoran la visibilidad durante la noche o en estacionamientos subterráneos. Pueden ajustarse a superficies desiguales y se diseñan para resistir el contacto constante con los vehículos. Sus bordes no causan ningún daño a los vehículos debido a su capacidad amortiguadora, lo que no ocurre con los topes de concreto.

Se adecuan a cualquier área de aparcamiento y requieren pocos cuidados. Para instalar sobre superficies de asfalto, pueden usarse espigas de acero galvanizado. Pueden utilizarse los pernos de demora y los protectores para concreto y asfalto. Los fabricantes ofrecen garantías en caso de daños, e incluso proporcionan servicio post venta, para que las instalaciones se mantengan en óptimas condiciones.

Son muchos los proveedores de estos excelentes productos, sin embargo, se recomienda adquirir ejemplares con una empresa reconocida en el mercado de sistemas de control de acceso vehicular en Perú y equipos para estacionamiento. En TraxPark encontrarán el respaldo de expertos y una gran variedad de reductores de velocidad para múltiples aplicaciones.

Nuestros topes se diseñan para maximizar la seguridad de cualquier estacionamiento, ya sea en la intemperie, en subterráneos, techos, entre otros espacios. Son amplios, por lo que no requerirán muchos ejemplares para asegurar accesos y salidas fluidos. Se fabrican conforme a altos estándares de calidad, además, manejamos precios muy competitivos y asequibles. Estamos listos para entregar los pedidos en un lapso breve para que puedan estrenar los reductores de velocidad.

Contamos con un amplio stock y topes de distintas dimensiones y formas. Ofrecemos rompemuelles sencillos, de alta resistencia, terminales y premium para estacionamientos donde es necesaria una óptima imagen. Si desean más información sobre cada tipo, marquen al (01) 748 2413 o envíen un mensaje en la sección de contacto de nuestro sitio web.

¡No te olvides de compartir!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *