3 preguntas frecuentes de los rompemuelles

rompemuelles

La seguridad vial es una prioridad para las autoridades peruanas. Para lograrla y mantenerla es importante la instalación de diversos elementos, entre los que destacan los rompemuelles. Reciben distintos nombres en la comunidad hispanohablante. Pese a la variedad de designaciones, todos cumplen la misma función: garantizar la seguridad de conductores y peatones.

Si bien son habituales en las calles, son piezas cruciales en la seguridad vial y diariamente los encontramos mientras transitamos por las calles, hay algunas dudas sobre ellos. Para otorgar claridad a los compradores potenciales, abordaremos y responderemos una serie de preguntas frecuentes sobre ellas. Recuerden acercarse a nosotros si desean ejemplares de gran calidad a precios competitivos.

¿En qué consisten?

Son diseñados para disminuir la velocidad de los vehículos y garantizar la seguridad peatonal, además, evita los daños en los vehículos y diversos problemas legales para los conductores. Tienen el objetivo de regular el tránsito vehicular cuando accede a un área de conflicto. Proporcionan así un óptimo control de la velocidad, que disminuye los riesgos de accidentes y garantiza la armonía entre el entorno y los usuarios del espacio público.

Los rompemuelles destacan por su forma que sobresale del pavimento y lo atraviesa de extremo a extremo para hacer que los conductores reduzcan su velocidad. Se ha vuelto una pieza crucial en todo el mundo y ha salvado miles de vidas desde la formación de los espacios urbanos. Suelen acompañarse de una señal de tráfico para limitar la velocidad, por ejemplo, carteles, además, poseen franjas amarillas para que sean visibles y adviertan sobre su presencia.

Sus dimensiones varían según los fabricantes. Pueden diseñarse con menos de un metro de longitud o más de dos metros de largo. Se instalan comúnmente por la necesidad de controlar el tráfico en un sentido de circulación y zonas de alto riesgo de atropellos, como escuelas, centros comerciales, cruces peatonales, etcétera. Es importante que sean visibles, ya que ellos mismos pueden representar un riesgo para los conductores. Si los últimos pasan muy rápido sobre ellos ocurrirán dos cosas:

  • Actuará como una rampa y hará que los vehículos salgan disparados o que los conductores pierdan el control.
  • El sistema de suspensión del vehículo se dañará o quedarán averiados otros componentes según el impacto recibido o la gama del ejemplar.

¿Qué materiales se utilizan para su fabricación?

Los fabricantes comúnmente utilizan tres materiales, que proporcionan ventajas particulares y son útiles para varias aplicaciones. Se trata de los siguientes:

Rompemuelles de concreto

Son los más comunes en las vialidades y se fabrican con concreto reforzado con varillas interiores o sin refuerzo. Su vida útil varía según el sitio donde se coloquen. Si son colocados en interiores, duran más tiempo sin necesidad de restauraciones. Tienen gran resistencia, sin embargo, son muy pesados, lo que dificulta su transporte e instalación, especialmente si son prefabricados. Se trata de la opción más económica para cubrir espacios amplios.

Rompemuelles de plástico

Pueden instalarse tanto en interiores como en exteriores, sin embargo, no deben colocarse en zonas con temperaturas que superen los 50 °C, ya que pueden deformarse. Se recomienda utilizarlo en áreas sombreadas, rodeadas de edificios o en interiores para que duren y no necesitan mucho mantenimiento. Son fáciles de instalar y se requieren únicamente algunos tornillos y taladro.

Los fabricantes utilizan plástico virgen, sin embargo, puede fabricarse con material reciclado de forma total o parcial, por lo que son una opción para ciudades sostenibles. Tienen un precio más alto que los ejemplares de concreto, especialmente si se utilizan polímeros vírgenes para su fabricación, pero son una opción más duradera y sus franjas amarillas duran más.

Rompemuelles de caucho

Son los más usados en áreas de control de acceso vehicular en Perú y estacionamientos. Se pueden utilizar en exteriores e interiores, aunque es más común en los últimos. Poseen excelente resistencia a la humedad, aceite y temperaturas extremas, además, no presentan deformación por los rayos ultravioleta. Se trata del material más duradero en comparación con el concreto y el plástico, además, no necesita demasiado mantenimiento.

Para su instalación, se requieren únicamente pernos de fijación con arandelas o puntas de refuerzo para asfalto y escudos metálicos para su fijación sobre el suelo. Los fabricantes utilizan llantas recicladas para su fabricación, lo que los vuelve una opción amigable con el medio ambiente. Cabe agregar que son más económicos que los ejemplares de plástico y más caros que los de concreto.

¿Qué ventajas ofrecen?

La ventaja más notable de los rompemuelles es la seguridad que proporcionan para peatones y conductores, sin embargo, hay otros beneficios que vale la pena mencionar. Se trata de los siguientes:

Amigables con el entorno

El caucho y el plástico que utilizan la mayoría de los fabricantes para crearlos son reciclados, lo que ayuda a construir ciudades e instalaciones sostenibles. También permite a los edificios que desean volverse sostenibles la adquisición de puntos de la certificación LEED. Ayuda también a disminuir los volúmenes de llantas o polímeros en vertederos y evitar las explosiones y emisiones derivadas de material virgen.

Flexibles

Presentan un diseño flexible, lo que posibilita contornear el suelo donde se colocarán. No impactan en la zona de instalación y tienen pocos impactos en los vehículos. Aplica para los de caucho especialmente, que pueden montarse con facilidad sin dañarse, lo que es difícil de lograr para los ejemplares de concreto.

Estéticos

Las versiones de caucho y plástico incluyen color, lo que permite su visibilidad y vuelven más llamativo el sitio donde se instalan. El color es crucial para que sean llamativos y no dañen los vehículos. Los fabricantes los ofrecen en distintos colores, como negro con amarillo, blanco con amarillo, negro con rojo, etcétera.

Instalación sencilla

Los ejemplares de caucho y plástico pesan muy poco incluso los de mayor tamaño, lo que no ocurre con los de concreto. Además de ligeros, son fáciles de instalar y se requiere únicamente una persona para ello. La instalación se realiza en cuestión de minutos y son ideales para usos temporales, ya que pueden retirarse fácilmente.

Durables

Los ejemplares de caucho y plástico resisten ante diversos agentes externos, como lluvia, radiación solar, altas temperaturas, entre otros. Resisten también a los impactos y duran muchísimos años sin perder su excelente apariencia.

Esperamos que esta publicación aclare sus dudas. Si desean adquirir ejemplares de caucho o plástico de calidad u otros productos como los conos viales, contacten a los expertos de TraxPark. Comuníquese al (01) 748 2413 o envíen un correo electrónico a la dirección info@traxpark.com.

¡No te olvides de compartir!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *