8 datos importantes sobre la tecnología LPR que deben conocer

puntos-que-tener-en-cuenta-al-comprar-una-camara-lpr

Las cámaras LPR consisten en herramientas bastante poderosas y útiles para el control vehicular. Cuentan con la capacidad de identificar vehículos en volúmenes considerables, y proporcionan un multiplicador de fuerza para aumentar la eficiencia del personal de peajes, estacionamientos, guardia, etcétera.

Se trata de una tecnología que es importante que conozcan con detalle si la han implementado o piensan hacerlo. Mencionaremos a continuación diez datos importantes que deben saber para  que la aprovechen al máximo. Si piensan comprar cámaras LPR no olviden considerar antes algunos puntos.

No es una tecnología reciente

Si bien algunos consideran los sistemas de reconocimiento de matrículas como una tecnología del siglo XXI, en realidad se desarrolló en el Reino Unido en la década de 1970 para evitar atentados terroristas, entre otros siniestros; además, se usó con amplitud en Europa para la recuperación de vehículos robados y otras operaciones policiales.

No fue sino hasta el nuevo milenio que llegó al continente americano, primero en Estados Unidos y posteriormente en el resto de Latinoamérica. En Perú su implementación ha sido exitosa ya que permite la detección de las matrículas tanto ordinarias como especiales. Gracias a que no posee demasiados números y letras pueden leerse sin inconvenientes, lo que agiliza las operaciones de control vehicular.

Sus componentes son básicos y de fácil uso

Consta básicamente de un software de reconocimiento óptico, uno analítico, bases de datos y cámaras, algunas con capacidad de imágenes de espectro de luz visible e infrarroja. La cámara de imagen infrarroja activa permite la captura de matrículas y detección de vehículos en condiciones de poca iluminación y de mucha luz solar, la cual puede dificultar la captura de imágenes mediante la cámara de espectro visible.

Personal entusiasta

Una de las claves para una implementación exitosa de un detector de placas vehiculares, como la tecnología LPR, es contar con personal que predique sus beneficios al resto de los oficiales. Esto ha dado cabida que en algunos países de Estados Unidos y Europa a tales empleados se les conozca como «evangelistas». Se trata de miembros dispuestos a aprender todo lo necesario sobre su funcionamiento y lo que puede hacerse con ella. Si desean percibir la totalidad de los beneficios provistos por LPR, cuenten entre sus filas con un oficial motivado con la tecnología.

Beneficios de seguridad

Las cámaras LPR poseen muchos usos y ofrecen muchos beneficios a las agencias que las implementan y aplican. Sus primeros resultados exitosos fueron detección de vehículos no registrados, regulaciones de estacionamiento y recuperación de vehículos robados, sin embargo, también han ayudado a resolver una amplia variedad de casos criminales, incluidos intentos de secuestro, asesinatos, tráfico de drogas y personas. Se trata, sin duda, de una tecnología indispensable para la paz en áreas públicas e instalaciones privadas.

Establecimiento de pautas

Es importante que las agencias establezcan pautas para el uso adecuado de los sistemas LPR. Algunos aspectos que deben considerarse son los siguientes: capacitación para los operados, almacenamiento y acceso a las bases de datos que se utilizarán. El entrenamiento puede ser de aproximadamente media hora, aunque es importante contar con un personal que conozca mejor el sistema y se comprometa con su buen manejo.

Esta tecnología de control de acceso vehicular en Perú suele poner nerviosos a algunos, pese a que todo lo que hace es automatizar el proceso de detección. Para evitar la resistencia al uso de LPR, es mejor abordar las preocupaciones sobre la invasión de la intimidad desde el comienzo por medio del establecimiento de pautas sobre el acceso a los datos. Las bases de datos están disponibles en diversas fuentes, incluidas las empresas que fabrican y venden los sistemas y las entidades oficiales de aplicación de la ley. Su calidad es un factor crucial en el éxito de los programas LPR.

Tecnología fija y móvil

Cuando las personas, incluidos los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, piensan en la tecnología LPR, suelen imaginar a oficiales que conducen todo el día y usan sistemas móviles, sin embargo, gran parte del reconocimiento de matrículas se lleva a cabo por medio de sistemas fijos, los cuales leen las placas las 24/7.

Hay sistemas móviles, los cuales pueden cubrir áreas que no son monitoreadas por sistemas fijos, incluso hay sistemas portátiles que se instalan en remolques que brindan los beneficios de los sistemas fijos y móviles y permiten el constante monitoreo de un área, y su movilización según sea necesario. Los remolques, si bien no son tan usados en países latinoamericanos, son usados para operaciones de investigación donde, por ejemplo, se intenta determinar la presencia de vehículos específicos en una zona de robos constantes.

No son solo un lector de placas

Existen sistemas LPR capaces de leer caracteres que no se encuentran en las placas y que están diseñados para buscar letras y números en un rectángulo de tamaño específico. Los expertos señalan que los sistemas pueden leer texto en vallas publicitarias en la distancia que el sistema identifica como placas de matrícula, pegatinas de parachoques, entre otras formas rectangulares con letras y números. Puede parecer un problema, sin embargo, puede ser beneficioso, por ejemplo, se reportó un caso, en el que la lectura de una pegatina de parachoques condujo a la recuperación de un remolque robado repleto de armas de fuego.

Instalación y cuidados de las cámaras

Las cámaras LPR pueden colocarse en posiciones fijas, por ejemplo, en vehículos, postes de luz y casetas dentro de vialidades para el control de velocidad. Pueden instalarse en vehículos de patrulla, en los que a menudo se configuran en pares, una hacia atrás y otra hacia adelante, lo cual lo vuelve ideal para las carreteras de dos carriles ya que cada cámara escanea. Algunas agencias utilizan hasta cuatro para obtener una mejor cobertura.

Las cámaras generalmente están destinadas para configurarse en un rango de cinco y siete metros para lograr capturas de imagen óptimas. Comúnmente no requieren mucho mantenimiento por parte de los operadores, basta con la limpieza ocasional. La excepción a esto es que las cámaras pueden quedar fuera de posición, por lo que es importante revisarlas periódicamente.

En TraxPark, además de ofrecer elevadores hidráulicos para autos para su uso en garaje, contamos con excelentes cámaras para sistemas de reconocimiento de matrículas que aseguran un óptimo control de velocidad y detección de vehículos. Si desean conocer más detalles sobre ellas, contáctennos a través de la línea (01) 748 2413, o completen con sus datos el formulario que encontrarán en la sección de contacto de nuestro sitio web.

¡No te olvides de compartir!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *